Sobre nosotros

El bar Avenida era conocido como bar "Raspa", apenas tenia 30mº y complementaba la economía agrícola familiar.

El Raspa fue creciendo en los años 50 con sus copas y las deliciosas tapas de Ángeles Cardona. Un día de fiestas la clientela acabo con toda la comida, el esposo de Angelita bajo a la huerta, al mismo patio del bar, y subió unas mazorcas de maíz que frieron. Así nacieron sus famosos "Tostons". A principios de los 70, al sótano y al patio acogían un baile con orquesta llamado

El Corralillo. Allí en 1993 los padres del actual propietario construyeron el restaurante Nou Raspa, ahora en manos de Manuel y Cristina, donde según la temporada, aun podemos degustar los exitosos "tostons" y la famosa pericana.

Manolo Brotons es nieto de los fundadores. Cristina Manzanares, a quien la barra no le gustaba, se metió entre fogones a investigar. Por esto no para de formarse y es Master en Arroces y Alta Cocina Mediterránea 2020-2021 por la UA.

El Nou Raspa trabaja con productos de variedades autóctonas y de proximidad y productos de cosecha propia.

Con todo el respeto a la tradición, cuidando el producto y aplicando nuevas técnicas de cocina, El Nou Raspa mantiene la esencia de los platos tradicionales de Cocentaina.